ECDL: Men’s London Fashion Week

En la búsqueda de una nueva edición de la semana más tendenciosa de la moda y estilo masculino y abriendo el calendario O/I 2017, London nos recibe, nos deleita y nos enseña.
Entre dos polos extremos, estricta funcionalidad por un lado y libre expresión declaratoria por el otro, las propuestas dividieron al consumidor, espectador y mercado dependiendo del uso que se le quiera dar a la moda, siempre desde una visión muy personal y con un amplio espectro entre ambas variables.

De la mano del talentoso Craig Green esta tendencia se renueva, se sofistica con nuevos y sutiles materiales trayendo diferentes aires al repertorio sin dejar de lado el riesgo en fuertes proporciones y siluetas.
El repertorio con acentos militares también se hace presente en esta tendencia: Christopher Raeburn y Mathew Miller toman la posta y reforman la utilidad con acentos deportivos y de color en accesorios y complejos bolsillos.

La vida del chico de club y las sub culturas asociadas, tanto en el pasado como en el presente, se conjugan en inéditas versiones para ilustrar la identidad de las sub culturas del futuro.

Explosiones gráficas de la mano de Topman Design en neones brillantes junto a tipografías y ácidos acentos elevan al print como un nuevo y fuerte posible para la próxima temporada.
El acento deportivo encuentra en esta corriente un buen exponente de la mano de Liam Hodges que lleva al club a una nueva silueta oversized y en capas.
Se destacan los pantalones con fuertes contrastes y en bloques de colores con acentos deportivos, las superposiciones en capas y las texturas capitoneadas.

En la búsqueda del consumidor hacia productos más personalizados, las siluetas también se van adaptando con la intención de diferenciarse y generar nuevas propuestas apostando a opciones más volumétricas y generosas en dimensiones.

Los pantalones extra volumen son los primeros que llegan para quedarse dejando de lado al ya aceptado pitillo que hace más de una década que viene arrasando en los looks masculinos.
A la cintura y con piernas largas y anchas, John Lawrence Sullivan apuesta al nuevo hit junto a blazers con doble abotonadura y largos abrigos, siempre en capas.
JW Anderson y Liam Hodges los presentaron con cinturas altas y bocamangas en contraste.

London nos trae una nueva versión del tradicional y artesanal recurso volviéndolo aún más atractivo.
Los tonos brillantes y los acentos deportivos estuvieron a cargo de Topman Design y Bobby Abley en conjuntos completos destacándose como novedad los pantalones y bermudas junto a camperas multicolores.
Sorpresivas prendas en tejido de punto estuvieron presentes en las colecciones de Vivienne Westwood y Christopher Rayburn consolidando al Patchwork en una fuerte corriente para la temporada exhibida.

En el auge de los acabados artesanales y la implicancia del oficio como diferencial de los nuevos objetos de deseo del guardarropa masculino, las texturas ganan terreno y aseguran protagonismo para la nueva temporada.
Agi and Sam en colaboración con Woolmark, combinaron una serie de bufandas texturadas conformando piezas de abrigo enteras.
Desde las desgarbadas siluetas de JW Anderson hasta las versiones sartorial de Casely Hayford, ya sea desaliñadas o en meticulosas repeticiones, las sofisticadas superficies se llevarán todas las miradas.

Categoria: CAT WALK