London Fashion Week

↓ Imágenes cortesía de Vogue y LFW.

London Fashion Week, situada justo después de las celebraciones de la moda en Nueva York y antes de París y Milano, parece tener menor impacto que sus hermanas, probablemente por el alto renombre de ellas, pero no tiene nada que envidiarles y de hecho, mucho que enseñarles.

Como saben, ayer terminó la semana de la moda en Londres, y fue sin dudas aún mejor de lo que esperábamos. Con la presentación de consolidadas marcas como Burberry, Topshop y Paul Smith, las pasarelas de Londres son el lugar ideal para que los nuevos talentos del diseño muestren su visión y reciban la atención que merecen, quizás más que las grifas senior.

La multinacional de origen británico Topshop, además de presentar su línea “Unique” en pasarela, dio apoyo económico y difusión a 8 jóvenes elegidos por el British Fashion Council bajo el nombre de NEWGEN. La selección de estos diseñadores fue minuciosa y basada en su creatividad, fuertes propuestas de identidad estética y el potencial de cada uno para convertirse en marcas de moda mundiales, por ende, a prestar atención a estos nuevos talentos!

Sadie Williams, egresada de Central Saint Martins, es una de las diseñadoras de NEWGEN de este año. Hace unos tres años que desarrolla colecciones y ya hay una clara impronta en sus diseños que nos hacen entender su potencial como marca-persona, por ejemplo en el uso del color y los detalles con hilados metálicos. Anteriormente ha realizado colaboraciones con Mattel para Barbie, y una colección cápsula muy exitosa para &Other Stories. En esta ocasión presentó “Buoy”, una línea para primavera-verano, con referencias al lifestyle náutico. Banderines de señalética, sogas, y nudos marineros son los hints más evidentes de su inspiración, mientras detalles como las medias caladas (fishnets en inglés) son más bien guiños que Sadie plantea en el estilismo. Doctor Martens, la popular marca de botas con sus orígenes en el punk, se combinó con Williams y calzó su pasarela con modelos de goma con amuletos delicados decorando los cordones.

Otra de las diseñadoras que forma parte de NEWGEN es Molly Goddard, nombre que ya se ha ganado su lugar en el corazón de los amantes más jóvenes de la alta costura. Maneja una estética encantadora, y en sus últimas presentaciones conquistó, entre otros, al Dove Street Market de Londres y Nueva York, que actualmente venden algunas de sus piezas e incluso la invitaron a crear una instalación especial para sus vidrieras con su impronta personal. En esta oportunidad presentó una colección principalmente de faldas y vestidos, con sus ya tradicionales volados en distintos materiales traslúcidos y satinados. Las prendas más destacadas fueron los vestidos en tul fluorescente amarillo, superpuestas con tops y camisetas con un aire más deportivo. Cerró sus conjuntos con un beauty de muñequita, cola de caballo alta y ladeada con muchas banditas dándole un toque infantil adorable. Al término de las pasadas, las modelos se concentraron en la boca de la pasarela, danzando en un trance al compás de la música, transmitiendo la energía propia del rave de los 90s.

Mary Katrantzou, ateniense de nacimiento, presentó en esta oportunidad una colección influenciada por las clásicas figuras griegas, y el movimiento Op Art de mediados del siglo pasado. Desde la escenografía con columnas verticales amontonadas en el centro, con espejos que simulan las aristas a lo largo que generan distorsión, hasta los detalles de los accesorios metálicos de hojas de olivo, que completan los estilismos, todo indica que el concepto detrás de la presentación está fríamente calculado y con muchísimo trabajo. Las siluetas acentuando la figura femenina y estampas digitales en la totalidad de las telas, son la característica de esta ya consagrada diseñadora. Justamente, se graduó con honores de la carrera de diseño textil en Central Saint Martins, gracias a su profunda investigación sobre cómo los estampados en las prendas pueden cambiar la forma del cuerpo de quien las viste. Analizando su trayectoria y sus orígenes, es que creemos que sus diseños para esta pasarela resumen de forma muy sincera y personal la esencia de Mary K, combinando la ilusión óptica y las construcciones griegas que representan sus raíces.

La marca Erdem establecida en 2005, mostró nuevamente su visión para la temporada de primavera verano 2017 con hermosos y delicados vestidos largos. Es muy interesante como Erdem Moralioglu, fundador de la grifa, propone para cada temporada una inspiración basada en períodos de la historia inglesa y la concepción de la mujer en cada uno. En esta oportunidad centra su narración en 1930, mujeres que emigran de Gran Bretaña y buscan refugio en las costas de Francia, haciendo un paralelismo con los finales de la edad media y el exilio de Princess Mary hacia Holanda. De ahí toma las líneas sencillas y acampanadas faldas, y la presencia de capelinas negras que les tapan el rostro a las modelos.  Usa colores bajos, predominando los grises y celestes, con algunos acentos en rojo y amarillo, paleta que representa a la Inglaterra de 1600 de forma tradicional.

Galardonados en 2014 con la posibilidad de presentar cinco temporadas de la mano de NEWGEN, por el British Fashion Council, y en 2015 recibiendo el premio de LVMH para jóvenes diseñadores, el dúo Marques Almeida se las trae, y ha sido sin dudas el favorito de esta edición de London Fashion Week. Su estética propone una actitud desenfadada y cruda, pero la construcción de cada pieza demuestra una gran sensibilidad y cuidado en los detalles de parte de Marta Marques y Paulo Almeida. En su proyección para la próxima primavera, nos deleitaron con una variada selección de textiles diferentes, incluyendo su ya tradicional denim desflecado, y agregando organzas, satén, encaje, lona, plumas, cuero y más. La línea de calzado que se usó en pasarela, así como la selección de telas, demostró la capacidad de la casa de llevar a cabo la ejecución de diseños de todo tipo y su versatilidad. Zapatillas deportivas metálicas, sandalias planas con volados, stilettos, botas bucaneras y tejanas, y también lo que parece ser la combinación de los anteriores en nuevas morfologías de zapato. Dada la repercusión que tuvo este desfile, creemos que es cuestión de semanas para comenzar a reconocer la influencia que tendrá en el sector fashionista de la sociedad, comenzando por las líneas verticales amarillas y blancas. ¡Atentos!

*Por Paola Castelli

Categoria: CAT WALK