Merveilleux Sonia

“Sonia no sólo inventó una moda, sino también una actitud, una forma de vivir y de ser. Fue capaz de ofrecer a las mujeres una desconocida libertad” dijo el presidente francés François Hollande.

Ayer en la mañana, con 86 años, murió la culta e irreverente Sonia Rykiel. Es una de las grandes figuras de la moda, reconocida como representante del feminismo y símbolo de la liberación de la mujer.

Los comienzos de la parisina en la industria de la moda fueron diseñando prendas maternales para ella misma: con 28 años y embarazada, aseguraba que la ropa que le iba bien no era ni linda ni cómoda y diseñó un sweater oversized conocido como ‘The poor boy sweater’. Debido al éxito que cosechó, Sonia decidió seguir creando prendas prácticas y sofisticadas para continuar revolucionando la relación de las mujeres con la ropa.

En mayo de 1968, un momento histórico agitado en su ciudad natal, abrió su primer tienda y al tiempo desarrolló una colección para hombres y niños, y una línea de perfumes, zapatos y accesorios.

⇣ Imágenes cortesía de Vogue.

Sonia era “la reina del tejido”; su perfección al confeccionar prendas de punto hizo que las mismas fueran siempre las más codiciadas por los clientes. El color negro, las rayas y la lencería de la marca transmiten como ninguna el espíritu parisino elegante, lujoso y transgresor.

“El mundo de la moda ha perdido a un ícono, a una pionera y a una gran amante del chocolate. Más que una diseñadora, ella fue una mujer extraordinaria y una artista que dedicó su vida a las mujeres y su libertad”.

⇣ Imágenes cortesía de Sonia Rykiel.