El nuevo desafío de Raf

Calvin Klein fundó la compañía en 1968 en Nueva York y al año siguiente ya era portada de la revista Vogue. En poco tiempo dejó de dedicarse exclusivamente a la ropa para dama y agregó a sus colecciones tanto ropa deportiva como lencería y prendas clásicas. También sumó jeans, lentes de sol y cosméticos, pero fue en los años ochenta con la introducción de los icónicos bóxers en las colecciones femeninas como masculinas, que el negocio llegó a los máximos niveles de recaudación.

La década de los noventa fue el período de esplendor de la compañía, fue el momento histórico en el que se definió la imagen y el estatus de Calvin Klein. Más allá de los cambios en las estrategias, para el mundo de la moda la marca sigue siendo vista como estandarte de elegancia.

¡Imposible olvidar la campaña realizada por Kate Moss y Mark Wahlberg para Calvin Klein en el año 1992! Topless, jeans y boxers que transformaron un simple shooting en un emblema para la marca y para la publicidad toda.

Hace trece años que Klein no lidera la compañía, y desde ese momento ha sido manejada por varios directores creativos. Las últimas acciones comunicativas y publicitarias de Calvin Klein han querido crear impacto mediático y fomentar un acercamiento a los millenials, pero al fundador de la empresa nunca terminó de gustarle el nuevo rumbo de las campañas publicitarias. La locura por las redes sociales y por las modelos del momento son visiones que Klein no comparte.

Debido a la necesidad de hacer evolucionar Calvin Klein, en el mes de abril la compañía decidió unificar todas sus ramas, y Raf Simons (ex director creativo de Dior) es quien tomará la posta. La unidad en la firma afectará también a la publicidad y al marketing, cuyas estrategias serán siempre revisadas por el nuevo director creativo. Bajo la dirección de Raf, Calvin Klein buscará reafirmar su posición como compañía de referencia mundial.

El diseñador Raf Simons coincide con la línea de pensamiento de Klein, y en varias ocasiones ha mostrado sus reservas hacia las redes sociales y hacia el nuevo rumbo de la industria de la moda en la que el “see now, buy now” es cada vez más común. Simons se acerca mucho al criterio estético de Calvin Klein, innovador y clásico, y este último parece estar muy satisfecho con la incorporación del diseñador belga a la compañía.

Las divisiones de hombre y mujer van a ser unificadas y Raf parece ser ideal para este nuevo desafío. Su firma homónima Simons le aporta una gran experiencia en moda masculina, y por otro lado su labor en Jil Sander y Christian Dior demuestra que puede exitosamente crear colecciones femeninas.

La colección de otoño de 2017 será la primera creación de Simons bajo las siglas CK. La primera creación del primer “reemplazo” del fundador de la marca (dicho por el mismo Calvin Klein) Esperamos ansiosos!

Categoria: ESTILO